13.6 C
Cauquenes
InicioUncategorizedRevelan las pistas que llevaron a identificar a los asesinos de Emilio

Revelan las pistas que llevaron a identificar a los asesinos de Emilio

¿Qué pasó este martes?

En audiencia pública, la fiscalía presentó cargos criminales contra los dos detenidos por la violación y el asesinato de un menor de 13 años, hecho ocurrido el jueves 29 de abril en un sector aledaño al río Liguay, en la comuna de Longaví, y que quedó al descubierto al día siguiente con el rescate del cadáver desde el fondo de un pozón.

¿Quiénes son los imputados?

Se trata de Rubén Mauricio Soto Guerrero, de 27 años, con una condena por una infracción de porte de elementos para cometer delitos de robos; y Gerald Andrés Repeetto Soto, de 18 años, con una condena el año 2015 por porte de arma cortante y el 2016 por violación de un menor de edad. Ambos imputados habían llegado hace algunas semanas hasta la vivienda de la madre de Gerald Repetto, en la comuna de Longaví, quien reveló a los policías que los detenidos eran pareja sentimental.

¿Cómo se les asoció al crimen del niño Emilio?

En horas previas al asesinato, el mismo día 29 de abril, tres menores de edad que jugaban con una escopeta a postones, pasaron por las cercanías del pozón aledaño al río Liguay, donde al día siguiente apareció el cuerpo de Emilio. Estos niños declararon ante la PDI que vieron a estos dos sujetos y que uno de ellos, con el pelo colorín y ensortijado, es decir, con rulos, se les acercó y les ofreció cigarros y cerveza, invitándolos a quedarse en el lugar. Sin embargo, estos niños declararon que sintieron temor de este individuo desconocido y que siguieron camino a sus casas.

¿Qué ocurrió después?

Lo que pasó fue que, ya en la noche del mismo 29 y cuando era conocido que el niño Emilio no había vuelto a su casa después de salir a pasar a sus perros, uno de los menores que había visto a estos dos sospechosos le relató este dato a sus padres y a su hermana. La joven asoció de inmediato la figura del joven colorín y de pelo ensortijado a un nombre, porque le era conocido del mismo barrio en Longaví. Toda esa información llegó de inmediato ante la PDI que ya buscaba al niño en todo el sector.

¿Y cómo se ratificó este primer indicio?

Los detectives fueron al hogar donde vivía la familia del sospechoso de pelo colorín y ensortijado. Allí la madre de dicho joven les confirmó su identidad y, también, que su hijo había llegado hace algunas semanas a la casa, acompañado de su pareja sentimental. También les indicó que ese día, esto es, el 30 de abril, había salido temprano en un automóvil de vuelta a la región de O’Higgins.

¿Qué hizo la PDI y la fiscalía con este antecedente?

A partir de estas pistas, sumado a otros indicios reunidos en la investigación, los tres fiscales que investigaron este delito solicitaron orden de detención al Juzgado de Garantía de Linares en contra de estos dos sospechosos, la cual se cumplió ese mismo día viernes 30 de abril cuando el automóvil en el cual viajaban estos sujetos sufrió un desperfecto mecánico en la carretera, en uno de los accesos a Talca, momento en que fueron detenidos por la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de la capital regional.

¿Qué delitos fueron formalizados?

Este martes, en paralelo a la ceremonia de sepultación del niño Emilio, realizada en Longaví, se llevó a cabo la audiencia telemática de formalización de la investigación. Allí el propio Fiscal Regional, Julio Contardo, presentó cargos criminales por violación con homicidio, señalando dramáticos detalles del caso criminal. Según apuntó, el 29 de abril, en horas de la tarde, se dirigió a la orilla del río Liguay, donde se encontraban los imputados.

¿Qué hicieron los detenidos con el niño?

El Fiscal Regional explicó que “previamente concertados, los imputados siguen e interceptan al niño, amenazándolo con un cuchillo, para trasladarlo a un lugar más oculto, a la orilla de un humedal, en la zona surponiente del río Liguay”.

Contardo añadió que “una vez allí y, mediante la fuerza, lo lanzan al suelo y ambos imputados, en forma consecutiva, uno primero y el otro después, con total dominio de la situación, mientras uno lo sujetaba e impedía los intentos de resistencia” lo sometieron a aberrantes actos de connotación sexual.

Pero no fue lo único, porque el Fiscal Regional agregó que “encontrándose el menor consciente y con la intención de matarlo, lo agredieron con cuchillo en el cuello y tórax, falleciendo la víctima en el mismo lugar a consecuencia de una anemia aguda, debido a traumatismo cervical y torácico provocado por arma blanca. Todas las acciones le provocaron a la víctima gran dolor”. Luego, destacó que el delito está agravado por la circunstancia calificante de ensañamiento.

¿Qué decidió el tribunal?

Luego de escuchar los antecedentes aportados por el Fiscal Regional y su petición de prisión preventiva, entre ellos, la lectura de las declaraciones de los imputados, lo cual se realizó sin que ese segmento de la audiencia fuera público, la jueza, Paula Sánchez, del Juzgado de Garantía de Linares, le dio la palabra a la abogada, Patricia Muñoz, Defensora de la Niñez; y a dos abogados de la Fundación Amparo y Justicia que representan a la familia de la víctima. A continuación, fue el turno del alegato de la Defensoría Penal Pública, cuyo abogado, Carlos Oyarzún, había anticipado que no se iba a oponer a la medida cautelar solicitada por la fiscalía. Así el tribunal decretó que los imputados se mantengan en la cárcel, pero en la unidad penal de alta seguridad de Rancagua, además de limitar en cinco meses el plazo de la investigación.

- Publicidad -
Mantente Informado
3,107FansMe gusta
Noticias Relacionadas