11 C
Cauquenes
InicioUncategorizedLenguaje inclusivo

Lenguaje inclusivo

Cuando se lee las frases “Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos” o también “Es deber del Estado resguardar la seguridad nacional, dar protección a la población y a la familia, propender al fortalecimiento de ésta, promover la integración armónica de todos los sectores de la Nación y asegurar el derecho de las personas a participar con igualdad de oportunidades en la vida nacional”, que son parte del primer artículo de la Constitución Política de la República de Chile, se pueden destacar dos palabras o conceptos si lo prefiere: Libertad e Igualdad.

Estas palabras-conceptos-derechos son en sí, fundamentales al momento de discutir sobre contextos como educación, salud, vivienda, entre otros, pero que en el ámbito del leguaje no se hace tan presentes, ya que de alguna manera se trata de un tema inmaterial y muchas veces no tan posicionado como necesidad.

Un lenguaje construye realidades, pero no tan solo sociales, sino también a nivel personal. Es encargado de construir nuestra mente, nuestra interpretación de lo accesible a través de los sentidos, nuestra autoestima y de nuestra autopercepción de eficacia al enfrentarnos a la sociedad.

Un leguaje inclusivo reconoce la discriminación y dominancia de género que produce un idioma como el español, no así, por ejemplo, inglés. Esta dominancia provoca como anteriormente se señaló un efecto en la autopercepción de eficacia, provocando, según Bian, Cimpian y Leslie, que niñas desde los 6 años no se sientan potencialmente tan brillantes como los niños.

Ante este último estudio publicado en la revista Science en 2017, entre muchos otros de la temática, es que surge la necesidad de poder adaptar el lenguaje, no tan solo para beneficiar al género femenino, sino también a los nuevos que han sido construidos a partir de nuevas realidades, como es el caso de los no binarios.

Una de las propuestas a este problema de discriminación es el uso del morfema -e, lo que es una vía de solución que podría dar vida a las políticas de género en español, aun cuando existe gran oposición de la RAE.

Finalmente, cabe recordar, como se indicó en el primer párrafo, que el Estado es el encargado de garantizar libertad e igualdad a todas las personas de la República de Chile, siendo esperable que uno de los grandes acuerdos que se logren en la redacción de la nueva Carta Magna sea el reconocimiento lingüístico de todas, todos y todes.

- Publicidad -
Mantente Informado
3,107FansMe gusta
- Publicidad -
- Publicidad -
Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here